NOTICIA DESTACADA

NOTICIA DESTACADA
El humor del Papa tras el accidente que sufrió...

La visita del Papa Francisco a Colombia estuvo marcada por intensos encuentros con las víctimas del conflicto armado, por su llamado a defender la vida humana, sus gestos de humildad y también por la apertura de corazón de los colombianos.

Aquí dejamos los diez gestos que marcaron esta visita apostólica que el Santo Padre realizó al país sudamericano del 6 al 10 de septiembre.

1.- La tierna bendición de una niña

Durante su visita al Hogar de San José en Medellín el 9 de septiembre, una niña se acercó hacia el Papa, lo abrazó y lo bendijo con la señal de la Cruz.

2.- El humor del Papa tras el accidente que sufrió

El Santo Padre saludaba a la gente mientras iba en el papamóvil en Cartagena, pero este frenó bruscamente y el Papa se golpeó la cabeza. Según informaron fuentes oficiales del Vaticano, lo curó Lorenza Pérez, una mujer de 50 años que acoge y cocina para niños pobres en su casa.

Al salir de su vivienda, los periodistas le preguntaron al Papa cómo se sentía después del golpe y él respondió con humor: “me dieron una puñada”.

3.- Su encuentro con una mujer que perdió a toda su familia en un atentado

El 8 de septiembre, tras su regreso de Villavicencio, el Papa Francisco escuchó fuera de la Nunciatura Apostólica el testimonio de una mujer que perdió a toda su familia en un ataque perpetrado por la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y que le expresó su deseo de perdonarlos… Cuando terminó de hablar, el Pontífice la abrazó y luego, visiblemente conmovido, repitió las palabras que ella pronunció: “Dios perdona en mí”. Luego afirmó que solo el Padre puede conseguir “la reconciliación concreta con la verdad, la justicia y la misericordia”.

4.- Las palabras a las víctimas del conflicto ante el Cristo Roto de Bojayá

El 8 de septiembre en Villavicencio el Papa Francisco presidió el Gran Encuentro de Oración por la Reconciliación nacional. Allí escuchó los desgarradores testimonios de cuatro víctimas del conflicto armado.

Después les dirigió estas palabras de ánimo, esperanza y perdón utilizando como ejemplo el Cristo Roto de Bojayá, que fue el testigo mudo de la masacre de más de 100 personas en una iglesia en Bojayá perpetrada en el 2002 durante un enfrentamiento entre los paramilitares y la guerrilla de las FARC.

“Cristo roto y amputado, para nosotros es ‘más Cristo’ aún, porque nos muestra una vez más que Él vino para sufrir por su pueblo y con su pueblo”, expresó. 

5.- No se dejen robar la alegría y la esperanza

Cuando llegó a la Nunciatura Apostólica en Bogotá el 6 de septiembre, el Santo Padre fue recibido por un grupo de jóvenes en situación de vulnerabilidad social y de indigencia a quienes les pidió que “no se dejen robar la alegría y la esperanza”.

“Hasta los más chicos pueden ser héroes y los más pobres. Vivieron engañados, se equivocan, se levantan, y son héroes y van adelante ¡Sigan adelante! ¡Sigan adelante así!”, les dijo.

6.- La beatificación de dos mártires colombianos

El Pontífice presidió la Misa de beatificación de los dos mártires colombianos Mons. Jesús Jaramillo, Obispo de Arauca, y el P. Pedro Ramírez, conocido como el Cura de Armero.

Ante medio millón de personas provenientes de una de las zonas más castigadas por el conflicto armado durante cinco décadas, el Papa destacó que estos dos nuevos beatos son la “expresión de un pueblo que quiere salir del pantano de la violencia y el rencor.

7.- La falta de vocaciones es “cuento chino”

En su encuentro con los sacerdotes, religiosos y seminaristas en la Plaza de la Macarena en Medellín el 8 de septiembre, el Papa Francisco afirmó que la falta de vocaciones en la Iglesia es un “cuento chino”.

“A mí que no me vengas con el cuento, de que: ‘No claro, no hay tantas vocaciones de especial consagración, porque con esta crisis que vivimos…’ eso ¿Sabes qué es? cuento chino, ¿Clarito? Aún en medio de esta crisis Dios sigue llamando”, expresó.

8.- Una exhortación para los obispos latinoamericanos

Durante su jornada en Bogotá, que tuvo lugar el 7 de septiembre, el Santo Padre se reunió con el Comité Directivo del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y pronunció un discurso donde alertó a los obispos sobre el riesgo de la burocratización y el aburguesamiento en la Iglesia en América Latina.

“Si queremos servir desde el CELAM, a nuestra América Latina, lo tenemos que hacer con pasión. Hoy hace falta pasión”.

En ese sentido, Francisco invitó a los obispos a “poner el corazón en todo lo que hagamos, pasión de joven enamorado y de anciano sabio, pasión que transforma las ideas en utopías viables, pasión en el trabajo de nuestras manos, pasión que nos convierte en continuos peregrinos en nuestras Iglesias”.

9.- El llamado a defender y cuidar la vida humana

En su primera Misa celebrada el 7 de septiembre en el Parque Simón Bolívar en Bogotá, el Papa Francisco hizo un llamado a convertirse en una “red vigorosa” que trabaje por “la defensa y en el cuidado de la vida humana”.

El Santo Padre también hizo este llamado ese mismo día en su discurso a los obispos de Colombia en el Palacio Cardenalicio en Bogotá.

10.- La oración ante la imagen de la Virgen de Chiquinquirá, Patrona de Colombia

El 7 de septiembre, tras recibir las llaves de la ciudad de Bogotá de manos del alcalde, el Pontífice fue a la Catedral para rezar ante la patrona de Colombia, la Virgen de Chiquinquirá.

Esta imagen fue traída desde su santuario, que 

COMPARTIR:

El cielo proclama la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos;

Salmo 19(18),2

© 2017 lavozdelaesperanza.fm | todos los derechos reservados